Archivo mensual: junio 2015

MITOS SOBRE EL ENOJO

Uno de los mitos más comunes acerca del enojo es “que la manera de expresar el enojo es hereditaria y no se puede cambiar”. Usted ha escuchado que alguien dice: “lo herede de mi padre, nosotros somos así”. Estas personas piensan que la expresión del enojo es un conjunto de conductas fijas y específicas.

 Pero la realidad es que la expresión del enojo es una conducta aprendida. Si los niños observan a los padres expresar el enojo a través de acciones agresivas (abuso verbal, violencia) es muy probable que aprendan a expresar el enojo de la misma manera.

Otro mito que se maneja acerca del enojo es que la única manera eficaz de expresar el enojo es a través de la agresión.

Algunas personas creen que para conseguir lo que se quiere hay que ser agresivo. Confundiendo la asertividad con la agresión. ¿Que se logra con la agresión? Usted logra intimidar, dominar, dañar, subyugar, lesionar a otra persona. ¿Qué se logra con la asertividad? Usted logra expresar los sentimientos de enojo de una manera respetuosa hacia otras personas.

Expresar el enojo de una manera agresiva refuerza la conducta agresiva, cuando el enojo es demostrado frecuentemente y agresivamente puede convertirse en un hábito. (Se realiza repetidamente sin pensarlo).

 Algunas personas para resolver problemas recurren a la la expresión agresiva del enojo sin pensar en las consecuencias negativas que el/ella pueda sufrir o en los efectos que su conducta puede ocasionar a otras personas.

La buena noticia es que usted puede desaprender y aprender nuevas maneras de expresar el enojo.

 

1 comentario

Archivado bajo Autoestima