La Escuela en la Prevención y Detección del Maltrato infantil

En lo que concierne al maltrato infantil, la escuela puede jugar un papel muy importante en la prevención y la detección de la violencia intrafamiliar.

A veces el maltrato y el abuso no dejan marcas en el cuerpo físico pero si en la conducta del niño/a, por eso es importante que el maestro/a sea observador, receptivo y tenga una escucha atenta estos recursos le permitirán identificar al niño/a maltratado.

Prácticamente en la gran mayoría de los casos de violencia familiar, los niños se ven afectados ya sea porque son victimas de la violencia o porque presencian situaciones violentas, lo cual es una agresión a su sano desarrollo emocional y social.

Es importante que los maestros/as tengan pendiente que para quien esta creciendo en un ambiente violento, la violencia no se cuestiona e incluso puede parecer la única manera de expresar afectos.

Hay indicadores que el maestro no debe perder de vista que son: El comportamiento de un niño/a ofrece muchos indicios que pueden delatar su situación. Son niños que pueden presentar bajo rendimiento escolar, dificultad para concentrarse y ausencias reiteradas a clases. Pueden presentar conductas autoagresivas, agresividad y violencia con los compañeros.

Otros pueden presentar una docilidad excesiva y la actitud evasiva y/o defensiva frente a los adultos.
En algunos niños pequeños se puede observar la búsqueda intensa de expresiones afectuosas por parte de los adultos. Algunos niños tienen actitudes y juegos sexuales persistentes e inadecuados para la edad.
En cuanto a los indicadores físicos, marcas de castigo corporal (moretones, marcas de golpe con cinturones, quemaduras). Otro aspecto es la falta de higiene y cuidado corporal puede ser un indicador de negligencia sobre todo en los niños pequeños que no pueden valerse por sí mismos.

¿Que hago ante la evidencia del Maltrato Infantil?

Si el maestro/a tiene la evidencia del maltrato por parte de adultos no debe dudar en intervenir de alguna forma para impedir que la situación continúe.

El maestro no debe olvidar que lo primero es el Bienestar de los niños, que los niños tienen derechos propios. Otro aspecto a tener en cuenta es que el abandono, el castigo físico, y el abuso sexual a los niños son delitos penados por la ley.

La escuela como institución tiene la responsabilidad de garantizar el cumplimiento de los derechos infantiles y mientras más tiempo dure una situación de maltrato o abuso, mas grave son sus consecuencias y por ello es imprescindible actuar con seguridad en cuanto se le identifique.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Autoestima

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s